martes, 5 de enero de 2016

Ángel. (Pavana Experimental)*


Vigía y redentor del sueño mío,
acércame el latido y el verdor
de tu caricia en flor, que tanto ansío
la sal de tu rocío y el rumor

que acalla el grito
de la sombra que habito.
Ángel ven que te necesito.



*Estructura creada por el poeta Eduardo Carpio.
"Pavana" de hemistiquios irregulares 7+5 y versos finales de 5, 7 y 9

lunes, 22 de julio de 2013

De Mar y de Luna (Soneto)

Al cálido cristal que en la paleta
del sol bebe la luz y aprende el vuelo,
a la luna coral, que en este cielo
crepuscular me alivia y me completa.

A mi arena y mi sal, al mar que reta
con su magia al telar del desconsuelo
y entrelaza la punta de mi anhelo
al enérgico envión de su saeta.

Preguntarles quisiera si hubo alguna
ilusión que abrigaran con mi manto,
si ha avivado mi alma sus destellos.

Saber quiero si pudo la fortuna
de sus voces cantar con voz de encanto
como he podido yo… gracias a ellos.

sábado, 8 de junio de 2013

La estación de los días más felices. (Soneto)

Quisiera ser la aurora cuando enlaza
las flores y el rumor del nuevo día
despierta la pasión del sol que guía
el rumbo de un fulgor que tiembla y pasa.

Quisiera ser el fuego al que se abraza
el tenue palpitar de mi tranvía, 
deseo alzar la voz de mi utopía
y quebrar con un grito su carcasa.

Abrigo y sangre quiero ser ahora
y un dulce son que acalle cicatrices
con vívida ilusión y en cada hora.

Pintar quiero contigo los matices
de ese tibio rubor en el que aflora
la estación de los días más felices.

Canción de olvido. (Soneto)

Recuérdame, si vuelvo a ahogar tu canto,
que el trino de tus cuerdas fue la guía
del vuelo de mi tenue melodía
y que abrigó mi ayer su tibio manto.

Recuérdame que fue mi alivio y tanto
que solo entre tus sones me dormía
cuando rodaba altivo entre la vía
el grito del tranvía del quebranto.

Y cállame si fuera necesario,
y grita si a la angustia te sentencio
pero no apagues nunca tu garganta

porque eso si sería mi calvario:
saber que te has poblado de silencio...
Recuérdame sin mí... ¡tan solo canta!

lunes, 29 de octubre de 2012

Me lo dijo tu hijo. (Soneto)

Me lo dijo tu hijo esta mañana:
“Quiero ser y crecer junto a su guía”,
“Su lucero en mi alero cada día
quiero asir y dormir en mi ventana”

Con cariño tu niño puebla y sana
su temor y tu son sobre su vía
lo adormece y lo mece. Tu alegría
le contagia tu magia cotidiana.

Me ha contado que ha amado desde el vientre
el rumor, el color y la ternura
de tu voz y que Dios vive en tu canto.

Dijo más: “ya verás cuando ella entre
como ensalma mi alma su dulzura
cuando abraza y enlaza en mí su encanto”.

“Te dejo mientras tanto
mis chiches, que me voy a darle un beso”.
Me lo dijo tu hijo a tu regreso.

miércoles, 4 de julio de 2012

Lejos del Aqueronte. (Soneto Alejandrino)

Las olas palidecen detrás del horizonte,
no es fértil la corriente del mar de los desvelos.
Fundido en tu simiente le doy vida a mis duelos
y sones reverdecen en mi alma de sinsonte.

Mis sueños resplandecen lejos del Aqueronte
retorno a la creciente pasión de antiguos vuelos
rodando al sol naciente contigo y mis anhelos.
Mis trinos ya no mecen la barca de Caronte.

No pesa en mi mirada la plateada moneda
retorno a la caricia que mis huesos ensalma
al puerto en que mi amada junto a mi rumbo rueda.

Tu risa es quien auspicia que reinará la calma
que es nuestra la morada donde crece y se queda
la flor de la delicia que anida en nuestra alma.


miércoles, 6 de junio de 2012

Sueño Fecundo ( Ovillejo/ Sonetillo)

Había dormido un rumbo 
fecundo

al son de un sol muy pequeño.
Mi sueño

me dijo: "Al futuro voy".
Es hoy

mi despertar y aquí estoy
sembrando sobre la vía
del presente la utopía.
Fecundo mi sueño es hoy.
______________________

Es fecundo este presente
capaz de engendrar los días 
mas bellos las melodías
mas cálidas y en la urgente

condición de sueño ausente
y pálidas osadías
retoñar algarabías.
Retornar y ser presente.

Al son de un sol muy pequeño, 
a la creciente utopía
le canto. Al futuro doy

las gracias por ser el leño
que entibia mi poesía.

Fecundo mi sueño es hoy.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Fe Inagotable (Sextina)

Sendero, sol, milagro, luz divina 
abrazo, compasión, quimera y canto
señor del tiempo, Dios, padre supremo
hijo de madre y reina inmaculada
espíritu inmortal e inagotable
hacedor de la vida y de la muerte.

Amparo y compasión frente a la muerte
junto a Maria madre en voz divina
imprimen vida y gloria inagotable
con música inmortal! Que bello canto!
Mi tiempo es tuyo, madre inmaculada
gestora del milagro más supremo.

Madre del sol y del candor supremo
inmortal es mi fe frente a la muerte.
Por tu milagro, madre inmaculada,
por tu tiempo, señor de la divina
redención hecha vida vuelvo al canto
envuelto en compasión inagotable.

Inmortal es mi gozo, inagotable.
Hoy que el tiempo del rey del son supremo
compasión me convida con su canto.
! Que la vida no acaba con la muerte,
el milagro comienza en la divina
mirada de la madre inmaculada!

Madre del tiempo, calma inmaculada
dueña de vida y temple inagotable
madre de amor de flor de luz divina
del milagro sagrado: El Dios supremo
el Dios de compasión que con la muerte
nuestra esencia inmortal transforma en canto.

A la vida en tu vientre aquí le canto
tu milagro hoy me viste ! Inmaculada,
mi morada inmortal no asila muerte
solo una compasión inagotable!
Madre misión y abrigo del supremo 
tiempo de Dios razón de luz divina. 

! Divina redención, a ti te canto!
Supremo padre y madre inmaculada
mi inagotable fe vence mi muerte

Espera de Estación. (Décimas)

A la memoria de mi abuelo, Don Julio Albornoz (El pampero) 
que tanto me ha inspirado con sus "Décimas Criollas" 
__________________________________________

Volverá con su expresión
el dulce son que libera
del frío la gris ladera
del monte de la ilusion.
Sepa usted que la estación
de la tibieza es mujer
y como tal a tejer
aprendió sobre dolores
rodará en mantos de flores
por los llanos del querer.

No aguarde usted su llegada
con encendidos albores
se aprecian mas los colores
cuando gris es la morada.
Cuando vea que la helada
que agotaba sus fulgores
se vuela y que los cantores
del alba entonan su trino
entenderá que el destino
sabe de esperas y amores.

Por eso amigo le digo
que se busque algún lugar
donde sentarse a esperar
con su mate y con su abrigo.
He sido amante y amigo
de esa dama en el pasado
y siempre se han demorado
sus dones en mi quimera.
Volverá la primavera
cuando usted la haya olvidado.

miércoles, 28 de marzo de 2012

De La Mano (Tercetos Encadenados)



Quisiera entrar contigo de la mano
de tu latir al ritmo de la aurora
que en tu pasión florece tan temprano.

Es la quimera un son que solo aflora
si hay libertad y amor en la morada
que la ilusión resguarda y atesora.

Viaja la magia siempre acompañada
por un temblor desnudo y unas flores
porque es la magia dama enamorada.

En tu habitar de cálidos colores
quiero pintar mi rumbo, tu lucero
vendrá a abrazar mi alba cuando aflores.

Para guiar mis pasos al sendero
que arribará en andenes de verano
en la estación del sueño venidero
se enlazará mi mano con tu mano.

viernes, 23 de diciembre de 2011

En tus Pasos. (Soneto Alejandrino)


A mi frío sonido, la magia de tu canto
le convidó su encanto su son y su vestido.
El nido que en tu manto proteges es mi nido.
Teje en mi fe un destino tu trino dulce y santo.

Tanto sueño abatido, tanto encendido llanto,
que ha podido el quebranto agotar mi latido.
Hoy río, me levanto, vuelvo a brillar erguido,
simientes de tu brío en mi destino planto.

! Cuánto color y cuánto fulgor hay en tu piel!
En tu vergel, aquél que vence el gris y aflora
en tu paz se enamora y madura en tu abrazo.

Esfuman el ocaso, tus trazos, tu pincel.
En tus pasos mujer, madre, niña y Señora
píntame, que ya es hora. Píntame en tu regazo.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Promesas y Anhelos. (Soneto Alejandrino)


Cumplo con la promesa de abrigar tu desvelo
con cielo y son con esa tibieza que debía
a tu día, regresa ilesa mi osadía
a la vía en que reza todavía tu anhelo.

El duelo en la rivera de nuestro amor cincelo,
huelo tu primavera , brindo con poesía,
con melodía y trino , con fervor y alegría .
Te debía la entera quimera y el consuelo

de saberte abrigada y amada son mis brazos
ocaso del quebranto, frontera del vacío,
del frió,del espanto, del llanto y de la muerte.

Tejerte en mi camino quisiera: con tus pasos,
tus trazos y colores en mi telar, ansío
ser brío, ser fulgores y en soles envolverte!.

Soneto a la Musa Gris. (Soneto Alejandrino)

A veces la tristeza ensombrece la cima
del día y la tibieza se duerme entre su hielo,
otras veces confiesa que el dolor no es su vuelo
y se expresa en el fuego que el ardor tanto estima.

Y mima el alba el pleno fulgor que el sol encima
sobre ese riel que guía el tren de su desvelo,
y rueda entonces vida sobre su anden de cielo,
y se aleja del duelo que al suelo la aproxima.

Un nuevo albor daría al brío de su alma,
su oración me desarma, su ilusión me libera,
su sueño me renueva , su pasión me contagia,

mi canción le presagia una estación de calma.
Carga ella un mustio karma, su redención quisiera,
me sumo a su quimera de magia … pura magia.

Canción sin Sol. (Soneto)

De un golpe se arrancó a Dios de su pecho,
Inclinó levemente la cabeza
y se dispuso a abrir otra cerveza.
Un cielo de cartón pintó en su techo.

Volcó su inerte alma sobre el lecho,
cerró los ventanales de su pieza,
se acurrucó en sus brazos con tristeza
y se entregó al letargo con despecho.

Maltrecho se asomó a la madrugada
con hambre con resaca con hastío
mostró al Señor su cara irreverente.

Lloró, clamó y rezó en su almohada
su amada se mezcló con el vacío
se abrazó del olvido, indiferente.

Su corazón, su mente,
rodando van en la noche sin guía.
Mañana habrá de ser un nuevo día.

jueves, 20 de octubre de 2011

Canción Para Gaby. (Soneto Alejandrino)

Una canción debía a la musa que enciende
mi magia con su duende, mi rumbo con su guía,
a la mujer que extiende sobre mi ocaso el día
que puebla mi osadía. Por ella mi alma tiende

a abandonar la vía del dolor, luego extiende
sus alas y desprende su vuelo al son, se alía
al cielo, vibra, entiende que el sueño es melodía.
Debía una poesía para este amor que asciende

conmigo hasta la cima del fulgor, que me enseña
el color que libera en mi prisión un manto
que entibia mi quebranto que humecta cada aurora

de mi ayer y enamora mi mañana . A la dueña
de este albor que desdeña la extinción del encanto
le dejo aquí este canto, de mi pluma cantora.

lunes, 17 de octubre de 2011

La niña del andén. (Soneto Alejandrino)


Un pálido destino de estación tenue en tinta
con pena y duelo pinta su anhelo y su pasión.
El miedo es su vecino; su instinto, su prisión,
su pan, su condición .!Mi triste niña encinta!

Con lágrimas de alcohol ya su ilusión precinta
con madurez, hastío, mal vino y depresión.
! El sino es un cretino!, repite en su canción
de olvido y reclusión. Fue su niñez, distinta.

Con cintas de papeles de carteles se viste,
vuelan sobre los rieles sonrisas y cornisa.
Le avisa un resplandor que afuera hay primavera,

se asoma a la vereda, una flor le desviste
el corazón y rueda su alma entre en la brisa.
Su vientre ella acaricia y ríe, vive, espera.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Canción del Día Nuevo. (Soneto Alejandrino)

Me trajo al día nuevo, esta tarde que acuna
un sol entre mi bruma con su habitual tibieza,
mi rendida figura hoy la espalda endereza,
otra vez febo besa mi columna de luna.

Aunque es oscuro el día, la tarde viste una
silueta que fulgura sobre mi gris corteza,
trazando con su pluma de luz y con proeza,
su flor de fortaleza en mi mustia fortuna.

me contagió su vuelo, la tarde de coral
que antes de entrar al mar a dormir su jornada,
ha dejado bordada su magia en mi sendero.

Tejió un cielo con fuego, la tarde pasional,
hoy es día habitual, pero en mi almohada,
hilvana su morada mi sueño venidero.

Cuento a Cuento. (Soneto Alejandrino)

Y cuántos van? !El velo de estrellas se ha agotado!
Sucedió en un lejano reino amado, hace tiempo.
Una bella princesa padeció un contratiempo:
sin sus ojos de tiento tropezó de costado.

Vuelve aquí, continuemos, un gigante ha obligado
a un príncipe encantando a saltar a destiempo.
Increíbles enanos tienen por pasatiempo
visitar cuento a cuento, de Morfeo, el reinado.

Encendió ya las luces y los lirios la aurora.
No han dormido mis horas los sueños merecidos.
Este ángel enamora con su paz mi desvelo,

son mis ojos trofeos , mi niño duerme ahora.
Olvidan el cansancio los músculos vencidos
cuando el alba ha encendido un sol tibio en tu cielo .

Presente. (Soneto Alejandrino)

Mi ayer era un invierno de sueños despoblado,
donde dormían sones al amparo del viento,
el grito de las flores era un murmullo lento,
el tiempo, mis colores, había demorado.

Los músculos del brío,se habían agotado,
un frío soberano reinaba el desaliento,
creía el alba entonce, que era vano el intento,
de bordar primaveras sobre un cielo rasgado.

Pero quiso el verano entibiar mis quimeras,
gestando en las arenas del día el despertar
y pudo mi voz nueva sonar con voz de fuego

y encender un consuelo sobre angustias severas.
Mi presente es un niño con soles por jugar,
que vino a iluminar, aquel desasosiego.

sábado, 27 de agosto de 2011

Señor de la Tibieza. (Soneto)

Pedí al Señor del viento aquella brisa
con la que paraliza el desencanto,
cuando pisan mi llanto y mi quebranto
el reino que ha perdido la sonrisa.

Pedí al cantor que el grito paraliza,
la risa, que me eriza tanto y tanto.
Al cielo de su voz, pedí ese manto,
que abriga con colores mi cornisa.

Ayer, Señor del sol, sembraste el fuego
al borde de mi ciega melodía.
!Recuerdo tu fulgor en mis canciones!

Mis musas me dictaron este ruego:
!Señor de la ilusión , de la poesía,
vuelve al día, a poblar nuestras pasiones!

Y luego en los jirones,
del sueño, ellas bordaron con proeza ,
este canto, al señor de la tibieza.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Canción con Cielo. (Soneto Alejandrino)


Soy  muy  afortunado. Del sueño, la  avenida
 transito y me  fascina  la magia del parnaso.
 Al  viento que presagia un puerto en el ocaso,
las musas del abrazo dan luz y bienvenida.

En árboles de sones mi plenitud anida.
Será el verde  mi guía mi cántico, y acaso
arriben tantos soles cantores que a su paso
liberen mil canciones en mi alma contenida.

Regando voy con risas donde antes regó el llanto.
Están mi voz, mi canto, brotando en flor y en trueno.
¡Perdido aquel sin credos, con los que transitarte!.

Albor del  nuevo día,  sendero del encanto,
razón del caminante , final del viaje  pleno,
 ¡Otra canción con cielo, me es grato convidarte...!

miércoles, 20 de julio de 2011

Los Deudos y los Días. (Soneto)


No es regalo la vida. Es un legado.
Despertamos de pronto en los extremos
del día entre cipreses, crisantemos
pintados en los pies, ¿Qué le ha pasado

a mi Dios? con su guía yo he soñado:
El movía mis brazos y mis remos
tenían rumbo y río. ¿Dónde iremos?
¿Al puerto del olvido?.Me han dictado

las naves del dolor este naufragio,
este anidar del duelo, esta rivera
del amor, sin anhelo, sin respuesta.

Pero hoy me ha brotado otro presagio
que ha sembrado en mi fe la primavera:
¡ que la  luz al final, es una fiesta!