martes, 3 de noviembre de 2009

Soneto Repentino.


De a ratos todo aquello que ya ha sido
irrumpe rudamente en nuestra historia
golpeando contra la doliente gloria
de recuerdos que el alba ha corroído.

Claramente este tiempo ha pretendido
perpetuar cada ciclo con la euforia
de las voces que pueblan mi memoria
con sonrisas que no han amanecido.

Necesito tres versos caminantes
que consigan viajar a donde ensayan
las causas de mi ayer nuevos instantes

Voy a parir impulsos consonantes
que atraviesen lo que mis duelos callan
para gritar mil versos fulgurantes.


2 comentarios:

  1. Sin duda, para mí, lo más destacable (y con mucho) de tu trabajo lírico no es sino la brillante calidad retórica. Manejas con fluidez y soltura una discursiva que avanza sorteando versos sin resentimiento de filas (sin esticotimia, ni refuerzos de raseo), lleva impregnada una coherente y cultivada sintaxis que se premia elegantes giros perifrásticos en la edificación de los tropos y, por supuesto, es efectista.

    Para que esto no parezca un comentario de peloteo cortés en correspondencia, añadiré una objección: tienes demasiado relajo en las estructuras métricas.

    Por lo demás, encantado de haber descubierto tu blog y animarte para que no cejes en este duro e ingrato empeño de hacer sonar las letras como si fueran notas. Recibe un abrazo.

    Juanjo

    ResponderEliminar
  2. Te agradezco muchísimo, Juanjo, por tu devolución tan sincera y detallada.
    Me llena de orgullo que un gran poeta como tú, se haya detenido en mis relatos.
    Con respecto a tu comentario sobre las estructuras métricas, tienes mucha razón.
    Para serte sincero, sin bien escribo desde muy pequeño, recién ahora, he comenzado a preocuparme un poco más por adoptarlas y por asumir el desafío que estas plantean
    Este ,donde te has detenido a dejar tu comentario es el primer soneto que escribo.
    Siempre he sido un poeta intuitivo y autodidacta, pero justamente ahora, me encuentro en un punto donde creo necesitar de la estructura, para sortear cierto estancamiento del que no pretendo ser víctima.
    Por eso, te agradezco tu mensaje y sobre todo, el pequeño tirón de orejas en lo relacionado a este tema.
    Te mando un abrazo y estaré aquí, cuando gustes volver a visitarme
    Diego

    ResponderEliminar