martes, 3 de noviembre de 2009

Desamparo.


Febriles y sin ángeles,
nocturnos.

Sin fuerzas, taciturnos,
desganados.

Desarmados, sin poder ni piel,
desnudos.

Acaso, nos devores... desamparo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario