domingo, 28 de febrero de 2010

Sosiego.

¿Qué sentirá la aurora cuando abraza
 con sones el rumor del nuevo día
y aviva con su tibia algarabía
el cántico del sol y el gris desplaza?

¿Qué sentirá la tarde cuando traza
destellos de ilusión, de fantasía
sobre un cielo poblado de agonía
que al vivido rubí su gris enlaza?

¿Qué sentirá la noche cuando errante
un lucero la borda a trazo fino
y le imprime a su espacio algún destello?

¿Sentirán lo que siento en este instante
con tu rumbo abrazado a mi destino?
lo sabré, lo sabrás… ¡Será tan bello!

No hay comentarios:

Publicar un comentario