miércoles, 23 de junio de 2010

Corrientes

Nos gusta cada tanto
licuarnos sobre las mesas
con nuestra oscuridad mas individual
y con nuestro aquí mas eterno.
___________________________________

A los habitantes de ésta ciudad nos gusta la gente corriente.
Y la corriente de los bares, capaz de derretir las rocas.
Y las rocas humeantes, talladas con nuestros dientes.

Y nuestros dientes, cuando esculpen sobre el hielo.
Y el hielo, que enfria nuestras paredes.

Y las paredes de vidrio, que nos contienen.
Y el contenido de los vasos,  gota a gota.

Y la gota, que rueda sobre la mesa.
Y la mesa, sobre las que nos licuamos.

Somos el líquido, mas individual.
El individuo, mas eterno.
La eternidad, mas profunda.
La profundidad, mas oscura.

Somos la oscuridad y el agua que nos habita .
Somos habitantes, de esta corriente ciudad.

11 comentarios:

  1. te acabo de descubrir y me gusta lo que leo !

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Soy adicto a la buena escritura, te sigo leyendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Vértigo fluído madurando noches, gotas de rocío que en el río se rompen, muere de infinito, quien sus gotas oye, ciudad y albedrío, náufragos de un gozne.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Feliz Navidad y estupendo 2011.
    Un cordial saludo:)

    ResponderEliminar
  5. He pasado un rato muy agradable con tu blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ufff . Disculpa la demora. Hacia rato que no escribia!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Jose Joel. Me alegro que te guste!!! Y ya que eres un buen lector, espero tus devoluciones!!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Eli. Siempre da gusto recibir este tipo de devoluciones. Prometo estar cerca de tus escritos!!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Carlos!! Disculpa la demora de mi respuesta!Me alegro que disfrutes de la lectura de mis relatos. Gracias por transmitírmelo . Espero tus comentarios en el futuro. Un abrazo.

    ResponderEliminar