miércoles, 29 de junio de 2011

Y Entonces un Nuevo Día. (Soneto Alejandrino)


Entretanto mis duelos amanezcan sonrientes
surgiré entre corrientes inundando de encanto
tu dolor, tu  desvelo,  navegaré en el canto,
embarcando en sonidos tus ruidos estridentes.

 Cuidaré de tu prado, sembraré los simientes
otra vez, de los sones, que hemos pintado tanto.
Regaré  tus colores tras el gris de tu llanto,
aflorarán  tus soles plenos, resplandecientes.

Zarparé en las urgentes voces del nuevo día
otra vez,  pondré guía  en tus puertos vitales .
Navegaré tus mares devolviéndole viento

magia y fiebre a tu tiempo,  esplendor y osadía.
Intento aliar con vida los quebrados finales.
!Ovillos de  ideales, tejan un nuevo aliento!.

6 comentarios:

  1. Ainsss... se me escapó un suspiro después de leer tan lindo poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es un gusto entrar y leer un nuevo poema tuyo, es de verdad esperado, aunque no te deje comentario.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu visita Jolie!!!me alegro que te guste!!un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho que mis poemas sean de tu agrado! Muchísimas gracias Chesaudade,por tus palabras siempre alentadoras. Un abrazo compañero!!!

    DIEGO.

    ResponderEliminar
  5. Viendo tan bellos versos, se ve el corazón...y al ver el corazón se ve a la persona q hizo esto.. increible! ya tienes un seguidor mas jeje un saludo!
    http://nombeladiego.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas Gracias Diego!!! Disculpa la demora en la respuesta. Pasare a conocer tu blog! Un Abrazo.

    ResponderEliminar